EL AISLAMIENTO, UNA OPORTUNIDAD PARA LA CULTURA

Angélica Lasof

El COVID-19, no solo ha venido a evidenciar las más dañinas prácticas humanas en contra de la naturaleza, la fragilidad de la vida en sí, o el fulminante golpe económico que representa esta amenaza invisible –pero palpable– sino también el vago y no óptimo uso de las nuevas tecnologías a favor de la divulgación de la cultura, el arte y el entretenimiento en nuestro país.

A raíz del confinamiento ante la contingencia sanitaria a nivel mundial, se comenzaron a desarrollar necesidades de consumo diferentes a las que usualmente se enfrentaba el ramo del entretenimiento, la cultura o el mundo editorial, por mencionar algunos ejemplos; debido a que muchas o casi todas, las actividades programadas en diversos sitios se llevaban de manera presencial.

Para los grandes del streming está aparente crisis ha sido una de sus mejores oportunidades para seguir ganando terreno y en algunos casos seguir afianzando la preferencia. Pero, ¿qué pasa con los portales independientes? Sitios que también cuentan con material cinematográfico no tan comercial, pero igual de prometedor que las grandes cadenas o con las plataformas que brindan contenido cultural gratuito, pero, que carecen de difusión en medios.

En México el desarrollo de infraestructura digital enfocado a la cultura ha sido lento y con pausas, entre los avances tecnológicos aplicados al conocimiento y arte, se pueden mencionar los primeros recorridos virtuales en museos de la Ciudad de México, realizados en el año 2016, impulsados por un proyecto encabezado por Google, que desde 2011 comenzó a reunir acervo cultural de aproximadamente mil quinientos museos. Actualmente esta novedosa manera de viajar y conocer recintos cuenta con obras de arte de 2 mil quinientos museos, que pueden verse en 360 grados de manera gratuita a través de la App Google Arts & Culture.

En la CDMX, la actividad cultural no ha cesado por fortuna, gracias a las herramientas digitales y redes sociales con las que se cuenta actualmente, sin embargo es de notar que la estrategia que Cultura de la Ciudad de México ha desarrollado durante esta contingencia, ha sido por mucho de manera improvisada, si bien han salido airosos con los compromisos, no se puede ignorar que tuvo que haber una situación de fuerza mayor que les obligara a crear un espacio exclusivo para su contenido, dando a conocer el 21 de marzo, su plataforma digital Capital Cultural de América “Nuestra Casa”, inaugurándola con el Festival de Noche de Primavera, en el Teatro Esperanza Iris.

En este portal se alberga contenido digital referente a eventos que se han desarrollado durante el primer año de esta actual administración, como conciertos, puestas en escena, festivales de tradición y los recorridos virtuales que Noches de Museo –iniciativa con diez años de vida– realizaba cada último miércoles de mes.

Mismo caso resulta ser el de la Secretaria de Cultura Federal, que presentó semanas después, su plataforma en línea Contigo en la distancia, la cual ofrece recorridos virtuales, audios, videos interactivos de diversas disciplinas artísticas y materiales históricos.

Y como se mencionaba en un principio, existen medios digitales sin tanta producción o apoyo económico, enfocados a la difusión de las expresiones artísticas, e incluso ponen a disposición material para su libre descarga. Como es el caso de Ipstori, portal que cuenta con libros y audio libros en línea de géneros variados, para todas las edades, y que en esta contingencia ha puesto su contenido al servicio de la comunidad de manera gratuita.

Por otra parte este aislamiento, irónicamente, ha provocado uniones como la de la Cineteca Nacional y FilminLatino, plataforma de streaming del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), que cuenta con mil 600 títulos cinematográficos, 42% de ellos son nacionales, entre los que destacan, películas, series y cortometrajes. A pesar de tener con una robusta infraestructura y programación capaz de competir con las grandes cadenas de cine, su poca difusión por parte de los medios ha sido el principal obstáculo que esta plataforma ha tenido que sortear desde su creación a mediados del año 2015.

Ante este panorama esta alianza ha visto una gran oportunidad para llegar a más público cautivo, y de esa manera mostrar el valor de esta plataforma en el público cinéfilo. Durante este #QuédateEnCasa, esta unión ha logrado poner al alcance del público películas de culto en su sección Cinema.mx, el único requisito que solicita la plataforma es un previo registro para tener acceso; algo que es importante mencionar es que algunos contenidos tienen un tiempo limitado de exhibición–aproximadamente siete días–, por lo tanto se debe de aprovechar al máximo la visita a este portal.

Y así como el Cine tiene vías para llegar a los espectadores durante esta cuarentena, el Teatro no se queda atrás, pues a través de plataformas audiovisuales como son Vimeo o YouTube es posible poder ver puestas en escena. Ejemplo claro es el Festival Cultural de Zacatecas que ante la inesperada cancelación de eventos masivos tuvo que migrar varias de sus actividades a formato digital, siendo una de ellas el Teatro, actividad que se ha servido de los canales de video para albergar sus obras y permitir al público disfrutar de ellas durante dos meses de manera ilimitada y sin costo.

Si hay algo que agradecer a este encierro –no voluntario– es que está permitiendo conocer más opciones de entretenimiento cultural de fácil acceso y de forma gratuita, asimismo exigir a las instituciones que llevan el tema, estén a la altura de cualquier circunstancia y sobre todo, que sepan que la cultura no se debe improvisar.

Posted in Cultura y Ciencia.