My Twitter Feed

October 19, 2018

:

Información de última hora CDMX -

Viernes, marzo 17, 2017

LAS OCHO DE HOY -

Viernes, diciembre 23, 2016

AGENDA DE LA SEMANA -

Viernes, diciembre 23, 2016

EDITORIALES -

Viernes, diciembre 23, 2016

CRONOLÓGICO DE ENCUESTAS -

Viernes, diciembre 23, 2016

COLUMNAS POLÍTICAS Y FINANCIERAS -

Viernes, diciembre 23, 2016

ARTÍCULOS DE FONDO -

Viernes, diciembre 23, 2016

GESTIÓN DE GOBIERNO DE EPN -

Viernes, diciembre 23, 2016

LA REPÚBLICA -

Viernes, diciembre 23, 2016

REFORMA POLÍTICA Y LA CIUDAD DE MÉXICO -

Viernes, diciembre 23, 2016

PANORAMA ECONÓMICO -

Viernes, diciembre 23, 2016

REVISTAS, CULTURA E INTERNACIONAL -

Viernes, diciembre 23, 2016

LAS OCHO DE HOY -

Jueves, diciembre 22, 2016

AGENDA DE LA SEMANA -

Jueves, diciembre 22, 2016

EDITORIALES -

Jueves, diciembre 22, 2016

CRONOLÓGICO DE ENCUESTAS -

Jueves, diciembre 22, 2016

COLUMNAS POLÍTICAS Y FINANCIERAS -

Jueves, diciembre 22, 2016

ARTÍCULOS DE FONDO -

Jueves, diciembre 22, 2016

GESTIÓN DE GOBIERNO DE EPN -

Jueves, diciembre 22, 2016

LA REPÚBLICA -

Jueves, diciembre 22, 2016

Yoshio728x90

Así deberían cambiar las ciudades para salvarte la vida.

Cidades-do-Futuro-Arquitetura-Sustentavel-05

Las urbes con una movilidad más ecológica aumentan la esperanza de vida, según varios estudios.

Por Alex Fernández Muerza. (http://www.consumer.es).

Las ciudades pensadas para los coches hacen que sus habitantes vivan menos. Lo indica una serie de artículos científicos que también recuerda que el sedentarismo o la contaminación del aire, asociados al modo de transporte motorizado, provocan daños en la salud y considerables gastos económicos. Por ello, sus autores proponen varios cambios para conseguir unas urbes más ecológicas y, por tanto, más saludables. Este artículo señala que las ciudades quitan años de vida y dinero y apunta cómo deberían cambiar.

Las ciudades te quitan años de vida y dinero

Vivir en las ciudades quita años de vida a sus habitantes, y el coche es uno de sus principales responsables. Es una de las conclusiones más destacadas que puede deducirse de una serie de artículos publicados en fechas recientes en la revista científica The Lancet. En ellos se cuantifican los beneficios para la salud si las ciudades se volvieran más sostenibles y ofrecen varios consejos para lograrlo.

Vivir en las ciudades quita años de vida a sus habitantes, y el coche es uno de sus principales responsables

Los autores, originarios de varias universidades internacionales, recuerdan que los desarrollos urbanos de tipo extensivo, como en EE.UU. o Australia, priorizan el vehículo privado y limitan a las personas para ir a pie, en bicicleta o en transporte público en sus desplazamientos diarios. Por el contrario, diversos estudios en una amplia variedad de ciudades demuestran que las personas que viven en lugares que facilitan el ejercicio físico recorren sus calles hasta 90 minutos más a pie que en los barrios menos propicios para ello.

El uso del automóvil es generalizado, pero en algunos países ha aumentado “dramáticamente”, como en Brasil, China e India, provocando la reducción de la actividad física, el incremento de la contaminación del aire y de las tasas de muerte por carretera y lesiones graves, lo que supone mayores niveles generales de enfermedades crónicas y lesiones.

Los artículos muestran con varios datos la disminución de la calidad de vida en las grandes ciudades. Entre 1980 y 2013, el sobrepeso y la obesidad, relacionadas con una alimentación inadecuada pero también con un modo de vida sedentario, han aumentado un 27,5% en los adultos de países de bajos y medianos ingresos (PBMI) y un 60% entre los jóvenes. La mortalidad prematura debido a este problema sanitario se ha incrementado entre un 45% y un 300%, en función del grado de obesidad. La contaminación atmosférica (por las emisiones de los vehículos sobre todo) causa en todo el mundo unos 5,5 millones de muertes prematuras.

Los costes económicos de estas cargas de morbilidad son altas, subrayan los investigadores. Los países, sobre todo los PBMI, destinan hasta un 5% de su Producto Interior Bruto (PIB) en gastos en salud asociados a las muertes y lesiones de carretera. La inactividad física costó a la economía mundial 67.500 millones de dólares en 2013, debido a los gastos de atención sanitaria y pérdida de productividad.

Los investigadores estudian seis ciudades con diferentes tipos de movilidad, desde Melbourne (Australia), en la que predomina el uso mayoritario del coche privado, hasta Copenhague (Dinamarca), donde la bicicleta y el transporte público tienen un peso importante.

Comments are closed.